Cómo tratar a una persona con TDAH

Cómo tratar a una persona con TDAH

Contenidos de este artículo

En este artículo veremos las principales estrategias que pueden usarse para tratar a una persona con TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad) para que esta pueda convivir con este trastorno de manera eficaz y con la menor repercusión en su día a día de dicha afección.

Cómo tratar a una persona con TDAH: guía paso a paso

Vamos a analizar, desde una perspectiva global, cuáles son los principales síntomas de una persona con TDAH, así como los medios de diagnóstico más habituales y el tratamiento a aplicar en cada caso.

Síntomas del TDAH

Los síntomas típicos del TDAH, tanto en adultos como en población infanto-juvenil, suelen ser los siguientes:

  • Problemas de atención/concentración: Esto es, dificultades para mantener la atención por un período de tiempo más o menos prolongado en una sola actividad sin que aparezcan interferencias que nos alejen del foco donde queremos mantener focalizada nuestra atención. Por ejemplo, serían las dificultades en mantener la atención en una conversación, lectura o actividad sin distraernos y perder el hilo.
  • Dificultades de aprendizaje: Muy relacionado con el punto anterior, las personas con TDAH pueden presentar dificultades para interiorizar aprendizajes nuevos, o recordar eventos que han sucedido en el pasado (tanto a corto como medio plazo). Así, no es infrecuente que una persona con TDAH haya entendido perfectamente cómo realizar una tarea en el día de hoy, pero que al día siguiente no logre recordar todos los pasos para realizarlo, requiriendo de un número mayor de repeticiones en el aprendizaje para poder integrarlo como es debido. También esto lleva a olvidos frecuentes, pérdida de objetos y malentendidos con otras personas.
  • Hiperactividad: Las personas con TDAH suelen presentar síntomas de inquietud y nerviosismo, con la necesidad de estar moviéndose en muchas ocasiones donde no sería necesario hacerlo, como por ejemplo la incapacidad para permanecer sentados por períodos prolongados de tiempo, juguetear con las manos con objetos, mover las piernas… Típicamente, las personas con hiperactividad refieren sentir una especie de “motorcillo interno que no para”.
  • Impulsividad: También es habitual, que las personas que sufren TDAH presenten una impulsividad mayor a la de la mayoría, con tendencia a reaccionar de forma rápida a estímulos, muchas veces sin calibrar las consecuencias de sus actos, hecho que les puede poner en riesgo de sufrir accidentes y/o discusiones por no tomarse el debido tiempo de reflexión. Una característica muy típica sería la de cortar a otras personas en el transcurso de una conversación, no esperar a que le terminen de formular una pregunta para responderla o también el hecho de cometer errores por ir demasiado rápido.

Cabe destacar que muchas personas puede que no presenten todos estos síntomas y aún así sufran de TDAH. Además, durante el proceso madurativo de la persona estas características pueden ir cambiando. Por ejemplo, típicamente los síntomas de hiperactividad ocurren con mayor frecuencia en la niñez y adolescencia, mientras que van atenuándose a lo largo de la edad adulta. También es bastante habitual que las personas de género femenino presenten más habitualmente problemas de atención y concentración, y no tanto de hiperactividad, en relación al género masculino. Por eso, si queremos ver cómo tratar a una persona con TDAH, primero debemos conocer los diferentes medios de diagnóstico a nuestra disposición.

Cómo se diagnostica el TDAH

Para el diagnóstico definitivo del TDAH, se requiere de una exploración psicológica completa, que puede llevarse a cabo solamente por psiquiatras, psicólogos clínicos o neuropediatras especializados para ello.

Para realizar dicho diagnóstico, se requiere de:

  • Análisis observacional de la persona
  • Entrevista clínica
  • Cuestionarios específicos para el TDAH
  • En caso de duda, un estudio neuropsicológico puede ser recomendable, aunque es importante aclarar que este ni confirma ni descarta el diagnóstico.
  • Si quieres tener una orientación diagnóstica puedes realizar este test de TDAH. Y si necesitas valoración profesional, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.
Guía sobre cómo tratar a una persona con TDAH

Cómo tratar a una persona con TDAH

Para el correcto abordaje y tratamiento de una persona con TDAH, el tratamiento más adecuado es el que los profesionales en este campo llamamos TRATAMIENTO MULTIMODAL. Este se caracteriza, como su nombre indica, por ser un tratamiento que engloba distintas modalidades de abordaje, que hacen que el tratamiento dé respuesta a todas las áreas a las que el TDAH puede estar causando problemas.

Tratamientos habituales para una persona con TDAH

Veamos a continuación los tres enfoques principales que dan respuesta a la cuestión de cómo tratar a una persona con TDAH:

Tratamiento psicoterapéutico

Se trata de las estrategias para manejar los síntomas propios del TDAH de forma no farmacológica.

Este abordaje consiste en transmitir la información relevante acerca del TDAH, así como en el trabajo de pautas para mejorar su repercusión en el día a día de la persona que lo presente.

Estas pautas pueden hacerse a nivel individual, así como a través de sesiones familiares, y en ocasiones abordaje de pareja.

El entrenamiento en habilidades puede incluir ejercicios encaminados a mejorar la planificación, consecución de tareas, memoria, estrategias de aprendizaje, estrategias de afrontamiento…

En algunos casos, es recomendable la terapia de grupo, centrada en entrenar las habilidades sociales, muchas veces dificultadas por los propios síntomas de inatención e impulsividad.

Tratamiento psicopedagógico

En los niños y adolescentes en edad de estudios, muchas veces se plantean estrategias específicas para mejorar su desarrollo durante la jornada académica. Estas pueden ir desde estrategias para mejorar su atención (sentarse en las primeras filas de la clase, en un lugar con pocas interrupciones y estímulos, poder levantarse periódicamente de la silla…) hasta a adaptaciones curriculares y en la tipología de exámenes, para así poder evaluar sus aprendizajes académicos sin que los síntomas del TDAH entren en juego negativamente con el resultado final de sus calificaciones.

Tratamiento farmacológico

El tratamiento farmacológico se ha postulado como el tratamiento más eficaz para el TDAH cuando la sintomatología es intensa y genera repercusión en el día a día del paciente. Este deberá ser controlado por un psiquiatra especializado en este campo, y los tratamientos aprobados para tratar el TDAH de los que disponemos a día de hoy los puedes encontrar en este otro artículo que realicé.

Espero que esta información te haya resultado útil. Si tienes dudas en relación a tu caso en particular, no dudes en preguntármelo para que te asesore.

Si quieres hacer algún comentario, rellena el siguiente formulario y te responderé encantado!
Cómo tratar a una persona con TDAH
Cómo tratar a una persona con TDAH

En este artículo veremos las principales estrategias que pueden usarse para tratar a una persona con TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad) para que esta pueda convivir con este trastorno de manera eficaz

Leer más »