La gente suele preguntarme cosas.

A veces son cosas verdaderamente curiosas, acerca de mi trabajo.

Creo que la TV ha hecho mucho daño a la profesión y los psiquiatras somos vistos por personas a medio camino entre Jack el Destripador y Gandalf el Mago.

¿Para mi problema no es mejor un psicológo que un psiquiatra?

 

Pues la respuesta a esta pregunta es que DEPENDE.

Un psicólogo suele ocuparse de temas relacionados con el malestar emocional, con problemas de pareja, entre compañeros, familiares… También puede tratar problemas de ansiedad o bajo estado de ánimo y puede darte pautas o ayudarte a la introspección de dichos estados mentales.

¿Y un psiquiatra? PUES TAMBIÉN.

A ver, vamos por partes:

Un psiquiatra ha estudiado medicina,  y luego se ha especializado en psiquiatría (la disciplina encargada de tratar la salud mental dentro de la medicina). Un psicólogo, psicología.

Un psiquiatra suele ser el encargado de los diagnósticos de lo que te ocurre, cuando sufres algún tipo de problema emocional, mental, de adicciones o de otro tipo. Pero también, de diferenciar estos de otras patologías médicas (neurológicas, endocrinas, oncológicas…).

Un psicólogo puede que también te dé una orientación de lo que te ocurre a nivel emocional, pero en caso de duda, pedirá la valoración de un psiquiatra.

En cuanto al tratamiento, ambos pueden realizar terapia psicológica, si se han formado para ello. Un psiquiatra, además, te puede explicar como prevenir determinados trastornos mentales y ofrecerte tratamientos médicos para algunos síntomas psicológicos/psiquiátricos específicos.

Por lo que un psiquiatra, ADEMÁS de tratar problemas emocionales como lo podría hacer un psicólogo, tiene conocimientos sobre patologías médicas que podrían confundir con un síntoma psicológico. Por ejemplo, un psiquiatra puede diferenciar una depresión, ansiedad o insomnio, de una demencia, encefalitis, problemas de tiroides o algunos tipos de cáncer que presentan síntomas psiquiátricos.

 

¿Pero yo necesito terapia, eso lo hacen los psicólogos! ¿No?

 

Pues siento decepcionarte pero la respuesta es que NO. 

Es decir,

Un psicólogo puede hacer psicoterapia, claro que sí.

¡Pero un psiquiatra también!

La diferencia radica en que un psiquiatra puede hacer cualquier tipo de tratamiento o terapia (si se ha formado para ella, obviamente) mientras que un psicólogo no puede hacer tratamientos MÉDICOS.

Como todo en esta vida, habrá psiquiatras que harán buena psicoterapia, y otros que lo harán fatal, o no la harán directamente.

¿Pero sabes una cosa? También ocurre a lo mismo entre l@s psicólog@s y por mucho que duela no todo el mundo sirve para según qué trabajo.

 

Otras diferencias importantes a la hora de elegir psicólog@ o psiquiatra:

 

Como te habrás dado cuenta, si no tienes claro lo que te ocurre, un psiquiatra puede darte un plus de información acerca de tu problema. Diferenciarlo de otras patologías que pueden confudir.

Muchas veces he visto a personas que llevaban años haciendo terapia y al final tenían un problema médico que sólo salió a la luz hasta que visitaron a un psiquiatra.

Además, dentro de la psiquiatría existen otros tipos de tratamientos, a parte de la psicoterapia.

Un psiquiatra puede recetarte medicación si piensa que tu problema podría requerirlo. También existen otras intervenciones no farmacológicas que a veces se requieren para el tratamiento. Si ese es tu caso, un psiquiatra podrá informarte de ello.

 

¡Los psiquiatras solo queréis empastillarnos!

 

La gente suele pensar eso.

Déjame que te diga algo.

Llevo muchos años formándome para ser psiquiatra. He conocido a muchísimos psiquiatras. De todo el mundo.

Te puedo asegurar que no conozco a uno solo que le premien en su trabajo por recetar fármacos.

No conozco a uno solo que experimente nuevos remedios con sus pacientes, con motivaciones ocultas, con fármacos hechos en un sótano de un laboratorio clandestino…

Tampoco es que nos provoque placer el hecho de expedir una receta. Es más, si un psiquiatra prescribe «demasiada» medicación, puede que se lo sancione de algún modo, por no estar favoreciendo índices de salud pública óptimos.

Ahora bien, también te diré que en los casos en que la medicación es necesaria, el resultado no tarda en apreciarse. Y es muy agradecido.

He visto muchas personas que llevaban años dando palos de ciego con diferentes terapeutas, y cuando dieron con el tratamiento adecuado mejoraron en cuestión de semanas. Y te aseguro que es un alivio para el que lo sufre.

Siempre y cuando lleguen a tiempo, claro.

A veces las situaciones se cronifican y ya no hay tratamiento (farmacológico o no farmacológico) que puede revertir la situación.

 

«Pues yo no voy al psiquiatra porque no quiero pastillas»

 

Pues haces bien. No vayas.

Ve al psicólogo.

O mejor aún, ve a un chamán.

Ve a ver a un gurú o a un ritual con Ayahuasca (eso no es químico, claro que no!).

Ve a un sitio bien caro, y a poder ser con un pseudoterapeuta que no tenga ninguna formación que lo acredite para tratarte.

Si después de toda la información sigues opinando así, yo tampoco quiero que vengas a mi consulta. 

 

«Bueno vale, no te pongas así… Entonces, ¿puedo ir a un psiquiatra sin tener que medicarme?»

 

¡CLARO QUE SÍ!

Un psiquiatra SOLO va a recetarte medicación si es necesario (si es un buen profesional, por supuesto).

Si no requieres medicación para mejorar, te vamos a orientar en tu dolencia, le vamos a dar un significado y te propondrá el tratamiento adecuado. Este puede ser psicoterapia, puede ser medicación + psicoterapia, o puede que te pida pruebas diagnósticas extra para poder saber más acerca de tu malestar. 

Esto es una creencia que tiene mucha gente. Supongo que a muchos terapeutas les ha interesado esta visión de nuestra especialidad. El problema viene del hecho que, a veces, la persona llega al psiquiatra demasiado tarde.

 

Cuando uno ha estado arrastrando una pierna rota por la calle, buscando a un curandero que le curara sin tocarlo, puede que cuando llegue al traumatólogo sea demasiado tarde para operarle. Para curarle. Y puede que le quede una deformación y/o dolor crónico. Con la psiquiatría, igual que con la traumatología, pasa lo mismo.

 

A veces nos cuesta tratar a nuestra mente como una parte más de nuestro cuerpo. De ahí vienen muchos de los problemas de estigma en salud mental, lamentablemente.

 

Dicho esto, déjame que te diga algo importante:

 

ELIGE AL PROFESIONAL QUE TE DÉ LA GANA, PERO QUE SEA PROFESIONAL, CUALIFICADO, CON FORMACIÓN REGLADA! HAY MUCHO PSEUDOTERAPEUTA QUE SÓLO QUIERA SANEARTE LA CARTERA!

 

Si quieres una visita conmigo, mándame un mail en el siguiente formulario contándome tu situación y voy a valorar si puede ayudarte