Tipos de TOC

Tipos de TOC

El TOC sigue un patrón estable y generalizado en todas las personas que lo sufren y éste es que presentan por un lado obsesiones y por otro lado compulsiones. Por eso mismo el TOC son las siglas de Trastorno Obsesivo Compulsivo, porque justamente éstos dos son los componentes que caracterizan el TOC así como la ansiedad que conlleva. Antes de explicar los tipos de TOC que existen y sus múltiples variaciones, vamos a detenernos un instante a definir los dos componentes del TOC de manera rápida.

Obsesiones

Las obsesiones son pensamientos, ideas o imágenes, que son intrusivos (pensamientos que se experimentan como desagradables e involuntarios), recurrentes (aparecen con frecuencia a lo largo del día) y que generalmente causan ansiedad en quién lo experimenta porque justamente no desean experimentarlos, generando así un circuito cerrado de “pez que se muerde la cola”.

Compulsiones

Por otro lado, las compulsiones son acciones que se suelen llevar a cabo para disminuir o neutralizar la intensidad de la ansiedad que producen los pensamientos intrusivos o obsesiones. Por ejemplo, la idea obsesiva de que “me he dejado el gas de la cocina abierto” puede combatirse con la acción compulsiva de revisión de la válvula del gas.

Las compulsiones no tienen por que ser sólo comportamientos visibles como el de revisión que hemos descrito anteriormente, también pueden ser acciones mentales, como por ejemplo contar o repetir palabras mentalmente). Lo que sí comparten todas las compulsiones de las personas afectadas por el TOC es que lo hacen con la intención consciente o inconsciente de neutralizar una obsesión, lo hacen de manera repetitiva y rígida. Además, las compulsiones no tienen por qué ser acciones lógicas o realistas como la de revisar la válvula del gas, podría ser, por ejemplo no pisar las líneas que separan los adoquines de las calles para así neutralizar el pensamiento obsesivo de “si pisas las líneas tendrás mala suerte”.

Tipos de TOC

De momento hemos explicado de manera simplificada lo que todos las personas con Trastorno Obsesivo Compulsivo comparten, ahora bien, dentro del patrón descrito anteriormente el TOC puede adoptar múltiples formas y los miedos, imágenes o ideas obsesivas pueden ser muy dispares entre ellas, algunos pueden ser considerados TOCS raros y otros incluso pueden verse como medianamente lógicos. En definitiva hay muchos tipos de obsesiones y muchos tipos de compulsiones, podríamos decir que hay un tipo diferente de TOC para cada persona, pero en líneas generales vamos a hablar de algunos de los tipos de TOC más comunes: limpieza: Los que se lavan o limpian

1. La obsesión por la limpieza y la contaminación. De los tipos de TOC, el más común.

El tipo de TOC más común es el conlleva la obsesión por la limpieza que incluye la idea de contaminación, la suciedad, los gérmenes, las enfermedades y la putrefacción. En este caso, las personas que lo sufren suelen pensar repetidamente y de manera exagerada en poder contagiarse por una enfermedad, virus, bacteria o simplemente sentirse sucio.

Al pensar y vivir de manera angustiante la posible contaminación, la compulsión más frecuente es la de limpiarse y/o lavarse. En el caso de la obsesión por la contaminación, la obsesión por no tener las manos limpias, etc. puede llevar al afectado a lavarse las manos repetidamente hasta el punto de autoprovocarse erupciones en la piel, al eliminar los aceites naturales de la piel. Si se elimina más aceite del que la piel puede producir, se pierde una protección contra las infecciones. El hecho curioso es que buscando prevenir una enfermedad se puede acabar generando otra de mental: la obsesión compulsiva por la limpieza.

2. La obsesión por comprobar las cosas, el TOC de verificación y comprobación.

Éste tipo de TOC junto al anterior aglutina más del 80% del total de personas con el síndrome obsesivo-compulsivo. En este caso, las obsesiones se centran en posibles fallos, errores o incluso catástrofes que pueden aparecer y que provocan un miedo intenso. Ejemplos frecuentes de éste tipo de obsesiones son posibles incendios, explosiones, robos, haber atropellado a alguien, etc.

En éste caso, las compulsiones giran entorno a asegurar que la imagen, idea o pensamiento intrusivo no ocurra jamás, comprobando el buen estado de las cosas, como por ejemplo revisar los fogones de la cocina si la idea obsesiva es a un posible incendio, haber cerrado correctamente la puerta o la ventana si la idea obsesiva es a que pueda entrar un ladrón, etc.

Otros ejemplos menos frecuentes pero que también se aglutinan en el subtipo revisor/comprobador son aquellos que necesitan revisar documentos, trabajos numéricos, faltas de ortografía, etc. para asegurar que no hay errores.

Finalmente, existe un tipo de TOC raro o poco frecuente dentro del tipo revisor que es aquel que manifiesta dudas patológicas acerca de si ha atropellado o causado un accidente en coche pero no se ha dado cuenta. La duda lo lleva a asegurar, mirar por el espejo, parar y bajar del coche para revisar que no haya atropellado a nadie o incluso comenzar a evitar el coche para que no pueda pasar.

3. La obsesión por el orden

Existe un tipo de TOC en el que la necesidad imperiosa gira entorno a el orden, que no tiene por qué ser a través de la simetría. La obsesión compulsiva por el orden busca la “perfección”: ordenar la ropa meticulosamente, que todo esté en “su sitio”, etc.

En éste caso la idea obsesiva es que “todo debe estar en su lugar” y la compulsión, lógicamente es ordenar y reordenar los objetos que deben o deberían estar en su lugar y la imposibilidad y necesidad de que no se pongan en otro sitio.

4. Los que repiten

En el caso de este tipo de TOC, los temores u obsesiones giran entorno a que puede suceder una catástrofe, accidente o peligro y que la manera de neutralizarlo es a través de la realización de una acción de manera repetida. Por ejemplo, abrir y cerrar el cajón dos veces en lugar de uno, entrar y salir de casa tres veces o dar unos golpecitos en la mesa, como si fuera un impulso irrefrenable que “necesito” hacer… todo ello para prevenir una imagen catastrófica como puede ser “que muera mi padre”.

El TOC de tipo repetidor, es un TOC catastrofista y suele tener una idea obsesiva y una compulsión que no están conectadas lógicamente, sino que proviene más bien de un tipo de conducta supersticiosa o pensamiento mágico del tipo “si toco madera no pasará nada malo” conducta que podría encuadrarse dentro de la normalidad y podría reducirse a una simple superstición o “manía”, pero en el TOC está incrementado, es mucho más recurrente y difícil resistirse al impulso.

Dentro del TOC repetidor, los hay que realizan acciones repetidas de manera visible, como la que hemos descrito que dar golpecitos, abrir y cerrar cajones, etc. y los hay que repiten mentalmente. En este último caso, se realizan repeticiones de números, frases o palabras, con el objetivo de que no sucedan eventos negativos.

5. Los que acumulan, entre los tipos de TOC menos comunes

Existe otro tipo de TOC que se basa en la obsesión por pensar en la posibilidad de tirar alguna cosa que pueda ser de valor y que suele provocar la compulsión de acumular objetos que puedan ser útiles en el futuro. En este caso el miedo radica en “y si tiro algo que luego me puede ser útil o que pueda necesitar en el futuro?”

6. Los que se aseguran de no hacer daño

La obsesión en este caso versa sobre la posibilidad de hacer daño sin querer a otros o a uno mismo. Suelen ser personas que tienen miedo a perder el control o “perder la cabeza” y que puedan acabar haciendo daño, habitualmente, a seres queridos o a personas más bien vulnerables, etc. La imagen recurrente e intrusiva en este caso puede ser, por ejemplo, apuñalar a alguien, empujar a alguien a las vías del tren, etc. Esa imagen intrusiva, que en realidad es muy frecuente en la mayoría de la población haberla experimentado alguna vez, el TOC la asume como creíble o posible, y suele desarrollar la compulsión de evitar y apartar posibles objetos contundentes, situaciones donde “podría perder el control”, etc.

7. Los que tienen pensamientos intrusivos de tipo sexual. Tipos de TOC de sexualidad y obsesiones sexuales.

Un tipo de TOC que podríamos englobar en la anterior categoría (la de los que tienen miedo a hacer daño y/o perder el control) son los que tienen relación con la sexualidad. Los más comunes son dos:

  • La duda sobre la sexualidad: La obsesión en este caso es sobre la propia identidad sexual, por ejemplo: “y si soy gay?”
  • La de experimentar impulsos sexuales o cometer actos sexuales inaceptables: En este caso el miedo es a poder cometer una violación, a poder llegar a tener impulsos pedófilos, etc. miedo que se vuelve obsesivo y puede implicar, como en el anterior, evitar los lugares donde hay niños, como compulsión o batallar mentalmente con imágenes contrarias, por ejemplo.

En esta categoría, muchas de las personas que sufren de este tipo de TOC suelen ser lo que se conoce como TOC obsesivo puro o trastorno obsesivo-compulsivo primariamente obsesivo. Es decir que tienen el pensamiento intrusivo pero la compulsión no se ve o no es tan evidente.

8. El TOC de simetría

Por último, el TOC obsesionado con la simetría suele pensar de manera frecuente, repetitiva y reiterativa en la simetría de su propio cuerpo, pero también puede englobarse dentro de la categoría del TOC de simetría las personas que sienten una necesidad imperiosa por buscar el orden simétrico de los objetos, parecido al TOC de obsesión por el orden. Las compulsiones habituales de ésta categoría de TOC puede ser la comparación entre las diferentes partes del cuerpo y la búsqueda de ésa simetría, la comprobación y revisión de las simetrías en el orden de los objetos de la habitación, etc.

Conclusiones

Todos los tipos de TOC comparten el mismo patrón de obsesiones y compulsiones, aunque el patrón pueda adoptar múltiples formas como se ha visto en el presente artículo. Algunos tipos de TOC son más frecuentes que otros, pero no hay dos personas iguales y, por lo tanto, no hay dos TOC idénticos. Si has llegado hasta éste artículo porque detectas alguno de los tipos aquí descritos y necesitas más información o realizar una consulta sobre ello, puedes consultarnos aquí.

Add Your Comment